Misiones salesianas |

Diversas presencias salesianas se están preparando para llevar a cabo un proyecto concreto de oposición a la trata de seres humanos en África y sus sueños truncados en el mar de hallar una vida mejor. La tragedia del pesquero volcado en el Mediterráneo, y de todos los que a diario cruzan de África a Europa, está levantando estos una lógica oleada de declaraciones. Pero para que no todo acabe en buenas intenciones es preciso pasar de las simples palabras a acciones y gestos, como los de los Salesianos.

Missioni Don Bosco (MDB) y el Voluntariado Internacional para el Desarrollo (VIS), dos realidades salesianas comprometidas en la promoción de la solidaridad y de la cooperación internacional, se han unido a la llamada del Papa Francisco para que la comunidad internacional se disponga con rapidez y decisión a evitar la repetición de las tragedias de seres humanos en el mar y se comprometan a realizar un proyecto conjunto con el objetivo de concienciar a los emigrantes sobre los riesgos del viaje.

Asimismo, pretenden concienciar sobre la realidad que encierran estas travesías, la trata de seres humanos: malos tratos sufridos durante el viaje que convierten en esclavos a los seres humanos y, a la postre, al mar en “un cementerio de agua”, declara Giampietro Pettenon, salesiano y presidente de Missioni Don Bosco, al referirse a las muchedumbres víctimas de los naufragios en el mar.

Los Salesianos están presentes en muchos países de África subsahariana de donde parte el flujo migratorio, particularmente en Etiopía, Eritrea, Sudán, Sudán del Sur, Senegal, Guinea, Malí, Costa de Marfil, Burkina Faso, Benín, Togo, Sierra Leona, Liberia, Ghana, Nigeria, Camerún, Gabón, Congo, República Centroafricana y Chad: un campo vastísimo para una eficaz acción de sensibilización.

“Gracias a las comunidades salesianas establecidas en los puntos de partida tendremos la posibilidad de llegar a miles de chicos y chicas para informar y sensibilizar a los jóvenes emigrantes sobre la realidad y posibilidades efectivas de éxito del proyecto migratorio a Europa. Daremos voz a los testimonios directos de los jóvenes que viven en los centros de acogida en Italia gestionados por los Salesianos y que, afortunadamente, han sobrevivido a dichos viajes”, destaca Pettenon.