Misiones salesianas |

Un grupo de jóvenes, vinculados a movimientos misioneros de la zona deLubumbashi, en la República Democrática del Congo,  han reconfortado a enfermos de lepra del estigma social que sufren con la entrega de productos que han recogido durante las últimas semanas para favorecer su integración en la sociedad y ayudarles a superar el aislamiento y las dificultades que sufren.

La enfermedad de Hansen, comúnmente conocida como la lepra, es una enfermedad a la que al sufrimiento de su proceso de curación hay que añadir el estigma social. Quién está infectado, incluso una vez curado, sigue sufriendo las consecuencias clínicas y a menudo también sociales.

Son estas personas las que necesitan mayor reconocimiento y consideración por parte de la población y, por este motivo, los jóvenes del Círculo Misionero del Sur de la República Democrática del Congo expresaron hace unos días su cercanía a estas personas entregándoles lo obtenido en la campaña de solidaridad llevada a cabo durante las últimas semanas.

Los jóvenes misioneros de varias escuelas de Lubumbashi se reunieron en el Instituto San Francisco de Sales de Imara para hacer entrega de los productos donados que durante semanas habían recogido: ropa, zapatos y diferentes tipos de alimentos.

Posteriormente, los jóvenes misioneros de la solidaridad terminaron el día con la participación en la Santa Misa, durante la cual el padre Marc-Marie Ngoie, salesiano, les recordó que “los misioneros son siempre amados por el Señor”.