En este lugar, habilitado especialmente para los jóvenes que asistan a la JMJ Panamá 2019, del 22 al 27 de enero, tendrán la oportunidad de renovar su corazón con una reflexión sincera de su vida y actos para buscar el perdón a través de la reconciliación. Todo está dispuesto para que al entrar se sientan en un ambiente cálido y para que tengan una experiencia gozosa y liberadora.

El peregrino deberá recorrer cada uno de los pasos que se han preparado para su encuentro con Jesucristo, mediante el sacramento de la misericordia.

Todo en «Renuévame» está enmarcado en Ez 36, 26 «Les daré un corazón nuevo y pondré dentro de ustedes un espíritu nuevo» y también en Lc1, 49 «El Señor ha hecho en mi maravillas».

¿Qué deberán hacer?

Acercarse

Los peregrinos tendrán un sentido y cálido recibimiento de los hermanos voluntarios, gesto que recuerda la alegría de Dios Padre que mira acercarse a su hijo de vuelta a casa.

Examen de conciencia

Mientras caminan encontrarán un lugar especial para hacer un examen de conciencia en compañía de la Madre de Dios, y en su presencia podrán revisar serenamente su vida, sus fallas y disponerse a la conversión, sin olvidar que el Señor ha hecho maravillas en la vida de cada uno y lo mejor está por venir. Tendrán apoyos de audio y video para este momento.

Los confesionarios

Los sacerdotes y obispos volunta- rios que se han inscrito estarán ahí como instrumento de Dios para dispensar misericordia al corazón abierto y bien dispuesto.

Se ofrecerán confesiones en los idiomas de la JMJ desde las 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde. Algunos voluntarios estarán atentos a servir a personas con necesidades especiales.

Celebrar y prometer

El abrazo de la alegría y el compromiso con la creación de Dios. Aquí se entregaran algunos recuerdos de la visita y se les pedirá que escriban una promesa de algo concreto que harán para cuidar nuestra casa común como fruto de su paso por «Renuévame».

Redacción

Publicado en la edición impresa de El Observador del 20 de enero de 2019 No.1228