El sacerdote Arturo Guerra Arias, L.C., nacido en Guadalajara, Jalisco, en 1969, como capellán nacional de la Universidad Interamericana para el Desarrollo, ha trabajado durante los últimos seis años visitando las Islas Marías y  promoviendo que jóvenes universitarios católicos asistieran en diferentes temporadas del año para impartir talleres de diversa índole a los reos:  autoconocimiento personal, emprendimiento, artes, origami, espacios de reflexión, formación en la fe, oración personal, comunitaria, servicios religiosos; pero sobre todo para escuchar y acompañar a los presos.

El año pasado, por ejemplo,  el presbítero y los jóvenes universitarios trabajaron principalmente en tres zonas: la zona de mayor seguridad, ateniendo a un grupo de 12 personas privadas de su libertad; la zona donde los presos que viven con su esposa y con sus hijos, donde realizaron actividades para toda la familia, y el Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) «Campamento Bugambilias», en donde convivieron con unas 20 personas privadas de su libertad.

Este grupo de jóvenes de la Universidad Interamericana para el Desarrollo pertenece al movimiento «Regnum Christi», y es sólo una de las diversas iniciativas  que cada año venían realizando diferentes movimientos eclesiales y diócesis de México como exitosas iniciativas de verdadera readaptación social.

TEMA DE LA SEMANA: ISLAS MARÍAS: EL EVANGELIO TRAS LOS “MUROS DE AGUA”

Publicado en la edición impresa de El Observador del 17 de marzo de 2019 No.1236