Por Raúl Espinoza Aguilera

Es cada vez más frecuente escuchar quejas de padres de familia porque no saben exactamente qué hacer con sus hijos en su adicción a las tecnologías digitales. Muchos profesores plantean el mismo problema con respecto a sus alumnos.

Adictos al celular

En muchos lugares públicos, decenas y decenas de adolescentes manifiestan tener adicción a los celulares y se observa que no pueden prescindir de él, ni por un momento.

Por otra parte, toda esta inversión de horas a destajo en las tecnologías está afectando al rendimiento académico de los alumnos y causando alarmante pérdida de concentración mental.  También es fácil constatar que estos adolescentes ya no tienen el gusto por conocer a otras personas y entablar una enriquecedora conversación. Prefieren estar mirando su celular a toda hora, incluso a altas horas de la noche.

Cómo ayudarlos

No hace mucho tiempo que conocí al comunicador español radicado en Roma, Luis Blázquez, quien pertenece a la organización «Interaxion Group» (www.interaxiongroup.org ) y cuyo actual presidente es el profesor inglés, James Arthur.

Se trata de todo un paquete de ayuda para los jóvenes que presentan estos problemas. A través de clases, conferencias y cursos brindan orientaciones prácticas para profesores, padres y orientadores familiares con la finalidad de ofrecer herramientas para educar a sus hijos o alumnos en el uso adecuado de las tecnologías.

En su página web, en forma permanente presentan cursos en línea. Por ejemplo, para este mes de marzo está dándose el curso «El mundo digital y los adolescentes: retos y oportunidades».

Abordan temas delicados y de mucha actualidad, por ejemplo, la adicción a la pornografía. Y ellos plantean estas preguntas y proponen soluciones: ¿Cómo les hablo a mis hijos de la pornografía? ¿Qué hago si sospecho que mi hijo está comenzando a ser un adicto? ¿Puedo educar a mis hijos para que no caigan en esa trampa? ¿Cómo protejo a mis hijos de la pornografía?

De igual forma, abren horizontes a los padres de familia para que sepan adelantarse y plantear a sus hijos el tener un horario interesante de actividades a lo largo del día y de la semana; el que sepan fomentarles hobbies o aficiones sanas y divertidas, como las buenas lecturas, el deporte y las excursiones; orientar a los hijos en la selección de sus amistades, aprender a socializar y conversar con las personas, sin importar si son mayores.

FRENTE A LOS PELIGROS

También, ponen en guardia a los papás contra el llamado «ciberbullying» y el «sexting» (transmisión de imágenes sexuales). Animan a reflexionar sobre qué videojuegos pueden beneficiar o perjudicar a sus hijos.

Además, informan a los padres de familia sobre las redes sociales que existen hoy en día y recomiendan que estén interesados y enterarse de cómo las utilizan sus hijos, el tiempo total invertido y qué tanto afectan a sus estudios y a las relaciones interpersonales.

Por supuesto que se subraya en primer lugar la maravilla de todas las ventajas que ofrece internet, el gran bien que está haciendo y cómo ha revolucionado a la educación. Basta pensar en las maestrías y doctorados que se cursan en línea  de un continente a otro. Sin duda, que este esfuerzo que realiza «Interaxion Group» es admirable y digno de replicarse por el bien de nuestros jóvenes y de la misma sociedad.

Publicado en la edición impresa de El Observador del 17 de marzo de 2019 No.1236