Una encuesta realizada por el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC) en 2015 encontró que aunque  90% delos mexicanos dice creer en Dios, son relativamente pocos los que realmente creen que haya algo después de su vida terrena.

¿Cree usted en alguna forma de vida después de la actual?

  • 7% No sabe. No contestó.
  • 56% No
  • 37% Sí

En el estudio realizado en México en 2017 por la encuestadora De las Heras Demotecnia, 6% respondió que le aterra pensar en la muerte, mientras que 24% le da miedo pero no le aterra, y  69% aseguró que la muerte

no le preocupa.

Diversos expertos en sociología y psicología consideran que en realidad el mexicano promedio tiene tanto miedo a la muerte que eso lo lleva a negarla riéndose de ella.Cuando un conocido o familiar, tanto si está sano como si está enfermo, intenta hablar del día final, inmediatamente se le silencia —«Cállate, ni lo menciones»— y se da por terminado el tema.

Si no se cree en la vida eterna, evidentemente no hay preparación para la muerte: los familiares y amigos moribundos no reciben ningún tipo de asistencia para dar el último paso.

La Palabra de Dios aconseja: «En todas tus obras, recuerda tu final, y así nunca pecarás» (Eclesiástico 7,40).

Un estudio realizado en 2012 en E.U. por la Universidad de Missouri encontró que, efectivamente, pensar y tener en el subconsciente la idea de la muerte es beneficio para el comportamiento social de las personas y saludable en la toma de decisiones.

TEMA DE LA SEMANA: LOS ÚLTIMOS INSTANTES: GUÍA PARA EL BIEN MORIR
Publicado en la edición impresa de El Observador del 4 de agosto de 2019 No.1256