Por Arturo Maximiliano

Para Pesos y Centavos es fundamental crear una cultura para los consumidores que es la de comparar.

En mi opinión, el consumidor inteligente debe conocer sus capacidades de pago, ya sea contado o a crédito, así como darse la oportunidad de comparar entre los distintos productos o servicios que adquiere, pero en el caso de los créditos existen componentes que pueden requerir de un poco de apoyo. Prácticamente todos los bancos e instituciones como PROFECO o CONDUSEF nos dan hoy la posibilidad de comparar con simuladores disponibles en sus páginas de internet.

Por ejemplo, la CONDUSEF, nos presenta una serie de opciones que van desde los gastos médicos mayores, movilidad hipotecaria, crédito automotriz, crédito personal y de nómina, tarjetas de crédito, cuentas de ahorro e inversión, crédito hipotecario/Infonavit, así como pagos mínimos y presupuesto:

www.gob.mx/condusef/acciones-y-programas/simuladores-y-calculadoras-23921

Para ejemplificar la utilidad de estos sitios, la página de internet referida nos hace con respecto a las tarjetas de crédito una relación de menos a más tomando como referente el CAT que se paga, a la vez que nos permite ver otros factores indispensables para elegir, como la anualidad, comisiones y ingresos mínimos comprobables para obtener la tarjeta.

Qué te dicen los otros simuladores, tablas y calculadoras:

En crédito hipotecario

Esta importante alternativa para hacerte de tu casa o departamento vía un crédito, donde comúnmente el mismo inmueble es la garantía, tiene varios factores a considerar que pueden no en sí mismos ser mejores o peores sino que dependerá de tu situación personal y tus flujos para pagar.

Una vez ingresados los elementos indispensables como enganche, monto a financiar y plazo del crédito, la calculadora te hará un comparativo de diferentes instituciones bancarias donde te dice cuál será tu pago mensual, ingresos a comprobar para obtener el crédito, pago total de la suma de las mensualidades a lo largo del crédito, tasa de interés y CAT.

Seguro de automóviles

De entrada aprenderás a distinguir entre un seguro de responsabilidad civil, que es aquel que cubre sólo los daños que causes a otras personas tanto en su persona como en sus bienes, a diferencia del seguro de robo total que cubre lo mismo que el de responsabilidad civil más el caso de robo total del auto asegurado, mientras que finalmente está el de robo total y daños materiales que cubre los daños causados a otros, a tu propio automóvil y el caso de robo total. Una vez que eliges uno, en el simulador puedes ver qué suma asegurada cubre, los deducibles por perdida total y pérdida parcial, entre otras cosas que te servirán para escoger mejor tu seguro.

Crédito automotriz

En este particular puedes consultar los simuladores que te da la página de CONDUSEF que tiene alternativas muy interesantes para tu planeación financiera, como saber quién te cobra menos intereses, cual es el CAT más bajo, con quién pagas menos al final del crédito o incluso qué automóvil puedes comprar con tu sueldo.

Por otro lado, puede ir directamente a las páginas de los bancos o de las marcas de que quieres comprar el automóvil, donde manejan sus propios simuladores que pueden ser incluso más amigables para el usuario.

Haz tu presupuesto

Antes de solicitar cualquier crédito es importante que conozcas muy bien tus finanzas personales; por eso es que recomendable hacer tu presupuesto identificando con honestidad ingresos y egresos.

La página de Condusef también tiene un planificador de presupuesto, aunque puedes encontrar plantillas en otras páginas.

www.arturomaximiliano.com.mx

Publicado en la edición impresa de El Observador del 1 de septiembre de 2019 No.1260