Originario de la ciudad de Santiago de Querétaro, Qro. Desde niño tenía una pasión muy grande por la música sacra y el piano, lo cual lo llevo a estudiar 4 años de iniciación musical y piano. Como músico y cantante participó en diferentes concursos como solista grabando algunos temas. En el 2009 siente el llamado a la vida sacerdotal y es ahí, siendo seminarista, donde detrás de un piano y un micrófono encuentra su conversión al tocar y cantar a Dios entregándole todos sus dones.

Por Rubicela Muñiz

Eloy, ¿Cuéntanos un poco de tu iniciación en la música?

▶ Empecé a los 12 años cuando participé en el concurso Canto a Querétaro, estando en el conservatorio de música Guadalupe Velázquez. Yo soñaba con ser un artista, cantar en la filarmónica. El Conservatorio me abrió mucho las puertas. Pero después viene una crisis económica y de fe muy fuertes en mi familia y sucede una serie de situaciones, como un accidente automovilístico donde hay grandes pérdidas materiales.

Entonces mi papá decide llevarnos a los Misioneros Servidores de la Palabra, para que yo y mi hermano estuviéramos cerca de Dios, para no cerrarnos por la situación que estábamos pasando. Éramos dos hermanos y una hermana chiquita, pero solo nos podía mandar a nosotros.

¿Cómo fue esa experiencia?

▶ Muy bonita. Yo continuaba con la música, pero era música secular e hice varias cosas padres, pero lo mío era un estilo de música diferente. Estando con los Servidores de la Palabra siento el llamado a la vida sacerdotal, entré en un discernimiento fuerte y me fui a Morelia.

Estuve como seminarista cuatro años en Morelia y uno en México. Ya en México, en mayo del 2008, nos invitan a todos los seminaristas a una hora santa en la capilla principal y mi sorpresa es que está el grupo Emmanuel. Éramos la sede de la última noche de adoración de Cielo Abierto cuando apenas empezaba, y fue ahí cuando Dios sembró algo en mí, puso en mí una iniciativa fuerte en mi corazón, pero no sabía cómo era ni cómo darle forma.

Ya siendo seminarista, el Señor me concede iniciar mi apostolado y con un grupo de seminaristas formamos el grupo Resurrexit, ese grupo tiene cuatro producciones discográficas que se hicieron en el seminario.

¿Este apostolado de alguna manera te abrió las puertas y te aclaró el panorama de lo que querías hacer?

▶ Nuestro apostolado era de tiempo completo. Estábamos dedicados a llevar conciertos de evangelización a las misiones que tenían los Servidores de la Palabra, así empezamos a compartir escenario con otros artistas católicos como Azeneth o Vuelta en U. Teníamos giras por toda la República Mexicana llevando estos conciertos de evangelización, con música católica de alabanza y música de adoración.

Estuve cuatro años haciendo esa misión, pero algo fuerte me seguía atrayendo a la adoración; seguía sin saber cómo darle forma, después decido salirme del seminario. Ya fuera, trabajando en medios de comunicación, recibo una invitación para formar parte de Cielo Abierto como adorador. Como cantante y músico en la comunidad de Querétaro me empapé más de la espiritualidad que yo tanto deseaba, y fue cuando decidí que iba a ser un adorador de Dios; fue allí donde empecé el proceso de evangelización llevando las noches de adoración.

¿Y desde cuando participas en Cielo Abierto?

▶ Desde el 2015 empecé con Cielo Abierto Querétaro y vamos a distintas partes y parroquias. Lo principal es llevar las noches de adoración con los conciertos. La misión que Dios ha sembrado en mí ahorita, después de que ya serví varios años en Cielo Abierto Querétaro, cambia por completo mi misión. Ya empiezo como Eloy Saavedra, el adorador católico, perteneciendo a la espiritualidad de Cielo Abierto y es ahí donde Cielo Abierto México me invita a colaborar con ellos en la conducción de medios, pero ya como un ministerio de Eloy Saavedra.

Mi misión es llevar las noches de adoración a las parroquias, es una experiencia completamente con Jesús a solas, el protagonista eres tú, pero Jesús es el único que va a brillar

¿Por qué te haces llamar el «adorador de fuego»?

▶ Es parte de la espiritualidad de Cielo Abierto, nos invitan a ser músicos y adoradores de fuego. Nosotros no cantamos para agradar al oído humano, no cantamos para que nos contrate una disquera, cantamos para que el fuego del Espíritu Santo pueda llegar a las personas. Queremos tocar almas por medio de la experiencia de Jesús.

¿En qué proyecto estás actualmente?

▶ Soy parte de Cielo Abierto. Ahorita nos invitan a cantar en parroquias a donde llevamos la noche de adoración. También nos invitan a conciertos que hacen los grupos juveniles. Ahora estoy trabajando en una producción de cinco canciones inéditas junto con un productor de música que se llama Omar Sánchez. Estamos trabajando en este proyecto que ya pronto por redes sociales vamos a poder compartir.

CONTÁCTALO

Facebook: EloySaavedra.music

Instagram: EloySaavedraOficial

Página Web: www.eloysaavedra.com

YouTube: Eloy Saavedra Oficial

Próximamente en Spotify

FICHA TÉCNICA

Género: Musica Católica Cristiana, Rock Pop de Adoración.

Sello discográfico: SAALUN Centro de Producciones

Información personal: Originario de Querétaro, México. Adorador, Cantante y Músico Católico. Conductor, Productor y Actor de Televisión. Esposo y Padre de Familia.

Artistas con los que ha compartido escenario y a los que sigue: Grupo Emmanuel, Alfareros, Jon Carlo, Celinés, Cielo Abierto, David Dorado, Carlos y Carito, Tamara Antelo, David Lozano, Azeneth González, Kairy Márquez.

Publicado en la edición impresa de El Observador del 6 de octubre de 2019 No.1264