Por Arturo Maximiliano

Tu AFORE es una administradora privada de los recursos que se van acumulando para tu retiro, que opera para los trabajadores que cotizan en el IMSS y el ISSSTE.

En esa cuenta individual se deposita lo que se te retiene de tú salario, más aportación del patrón y el gobierno. Quizá ya sabías lo anterior, pero no sepas quién administra tu Afore. Hay diez opciones, según cuánto te cobran de comisión y qué rendimiento te dan.

Ni todas las afores te dan lo mismo por el dinero que tienes ahorrado, ni todas te cobran lo mismo por manejarlo. México tiene aún altas comisiones por manejo de tu fondo para el ahorro, pero afortunadamente está bajando y se busca que para 2025 estén al nivel del promedio internacional.

Recientemente la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, acaba de aprobar dos medidas con respecto a las afores: la primera es que habrá fondos generacionales donde estará tu dinero toda la vida; la segunda es, precisamente, la autorización de comisiones vigentes por administradora para el 2020. De ambas es importante que estés enterado. Si no sabes dónde tienes tu Afore esta información también te puede servir.

¿Y mi AFORE? Es probable que tengas afore pero no lo sepas. Mientras no hayas tú elegido la AFORE que quieres que te administre tu ahorro, la CONSAR asignará tu cuenta a una de las AFORES que haya registrado mayor rendimiento.

¿Si tengo ya AFORE para que registrarme? Aunque tu ahorro esté teniendo rendimientos, aún si no has elegido la institución que te manejará tu AFORE, es importantísimo que seas tú quien elija y sobre todo que te registres, para que la institución cuente con datos tuyos como CURP y RFC, fundamentales para realizar los trámites de pensión o retiro de recursos.

Elegí en su momento mi AFORE, pero no recuerdo cuál es. Si este es tu caso es aconsejable que entres a la página de CONSAR o marques para conocer tu número de AFORE y con qué institución la tienes. Por teléfono llama al 55-13-28-5000 o por Internet ingresa a www.e-sar.com.mx en la sección Localiza tu AFORE. Ten a la mano tu CURP o tu Número de Seguridad Social (NSS).

Cambiar de Afore. La principal razón para estar en una AFORE en particular es el rendimiento, siendo lo lógico que estés con la que mejor interés te de por tu ahorro. Si quieres saber cual da más por tu dinero consulta el Indicador de Rendimiento Neto (IRN) y el Medidor de Atributos y Servicios de las AFORE.

Ahorro voluntario. Es posible ahorrar más dinero que el que te retienen y aportan patrón y gobierno. Una manera sencilla de hacer aportaciones voluntarias es la de hacer depósitos a tu cuenta individual en ciertas tiendas de conveniencia o Telecom. Las aportaciones voluntarias pueden ser retiradas en tres esquemas: corto plazo (a partir de dos meses que la hiciste), mediano plazo (mínimo de cinco años invertidos) y largo plazo que es hasta cumplir los 65 años de edad.

Designa tus beneficiarios sustitutos. Son beneficiarios de tu AFORE que a falta de los beneficiarios legales se les entregarán la totalidad de los recursos cuando esto aplique.

Retiros parciales. Es posible hacer retiros parciales; por ejemplo, en caso de matrimonio o por desempleo en cuya circunstancia no será entregado en una sola exhibición. En este caso se descuenta el recurso y las semanas cotizadas, aunque reintegrando el recurso se pueden recuperar.

www.pesosycentavos.com.mx

Publicado en la edición impresa de El Observador del 26 de enero de 2020 No.1281