La CEM enumeró una serie de medidas de prevención que todos los sacerdotes deben tener en cuenta a la hora de visitar a un paciente con coronavirus.

Por Alejandro Feregrino / Desde la fe

La Conferencia del Episcopado Mexicano hizo un llamado a todos los sacerdotes del país a seguir asistiendo espiritualmente a los fieles, especialmente a los enfermos, en esta época de contingencia por el coronavirus COVID-19, pero tomando en cuenta todas las precauciones sanitarias.

En un documento titulado ‘Plan Emergente Nacional Sacerdotal COVID-19, los obispos de México pidieron a los presbíteros estar preparados ante la demanda de fieles que les pedirán estar presentes acompañando a los pacientes y proporcionarles a Unción de los Enfermos, la Confesión y Viático.

Medidas de prevención

Ante esta circunstancia, la CEM enumeró una serie de medidas de prevención que todos los sacerdotes deben tener en cuenta:

  1. Usar bata.
  2. Guantes de látex.
  3. Tapabocas N95 (Mascarilla dura).
  4. Cubre Zapatos.
  5. Gorro.

Además, aseguró que los sacerdotes con enfermedades preexistentes como diabetes, hipertensión, obesidad mórbida o alguna otra que debilite sus defensas, no deberán acercarse a los enfermos de COVID-19.

La CEM aseguró que, si no se cumplen estas medidas, los sacerdotes no deben acercarse a los pacientes, “pues se van a contagiar, y serán propagadores del Virus a más personas”.

Artículo original publicado en Desde la fe