La fuerza no se puede quedar olvidada, es un motor.

Por Mary Velázquez Dorantes

¿Puede una persona activar sus fortalezas en todo momento? ¿Puede encontrar el carácter y la fuerza en medio de la adversidad? ¿Encontramos oportunidades y esperanzas en los escenarios de la vida moderna? ¿Podemos encontrar la naturaleza de la fuerza?

Si te has hecho alguna de las preguntas anteriores o todas las preguntas al mismo tiempo, la respuesta es: ¡Sí! Una persona puede activar las razones fundamentales para ser fuerte, en la risa y en el llanto, de manera individual y colectiva, sensitiva y racionalmente.

Los tiempos actuales están exigiendo que exploremos nuestras virtudes y encontremos las razones fundamentales que nos ayudan a ser fuertes, y que, con una mirada aguda, no nos quedemos en el conformismo, la melancolía y la zona de riesgo emocional.

La vida siempre será de contrastes, siempre tendremos acontecimientos globales o locales a los cuales debemos enfrentarnos. En esta edición te presentamos algunas estrategias para activar las razones que nos hacen fuertes.

ENCUENTRA EL CORAJE

De nuestros ideales y virtudes, la valentía es quizás la que está a la cabeza, porque aprendemos de ella el valor por la vida, el valor por los demás, el valor propio.

Encontrar el coraje que nos impulse a no ser nosotros mismos, sino nosotros en los demás, aporta altas dosis de vitalidad, entusiasmo y energía. Los problemas, las adversidades, desgastan el espíritu; por lo tanto, es necesario ser valientes pero humanos, mirar los problemas con cuidado, con compasión e incluso con amabilidad.

BUSCA LA TEMPLANZA

¿Estás enojado con las circunstancias? ¿Te sientes irritado por lo que sucede alrededor tuyo? ¿Crees que alguien más tiene la culpa de lo que sucede? ¡Es natural sentirnos así! Pero también es cierto que, ante la ira por la deslealtad, está la capacidad de perdonar, de mirar con misericordia a nuestro mundo y a nuestros amigos y enemigos. El exceso te puede generar grandes tensiones; por ello debemos aprender a moderar todo aquello que provoca tensión y abrir la mente a lo que nos hace más fuertes.

SÉ CREATIVO Y CURIOSO

¡Lleva la creatividad a donde estás! Grita contra la monotonía, el aburrimiento y la desolación, tres enemigos invisibles. Estos tres son la suma extrema del agotamiento que una persona puede experimentar cuando quiere ser fuerte; por lo tanto, la mirada creativa derriba las paredes que parecen hacer todo igual.

Gracias a la creatividad podemos hacer las cosas simples, pero, además, la curiosidad se suma a la existencia del hombre buscando lo que le gusta, descubriendo y explorando para mejorarse a sí mismo. Abrir el baúl de las fortalezas significa que nos vamos a topar de manera creativa con todas las alternativas posibles. Nuestras fuerzas nos motivan en todo momento.

Si las dejamos olvidadas vamos a colapsar. Este es un gran momento para actuar y saber que podemos ser fuertes.

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 17 de mayo de 2020. No. 1297