Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN, o ACN por sus siglas en inglés) inicio en 1947 con el sacerdote Werenfried Van Straaten, quien exhortaba a la población de Bélgica y Holanda a ayudar a los alemanes expulsados de su patria, entre ellos a 3 mil sacerdotes (razón por la que el primer nombre de esta iniciativa fue “Ayuda a los sacerdotes del Este”). Esta ayuda a los antiguos enemigos fue un gesto extraordinario al servicio de la reconciliación.

Desde entonces sus iniciativas han sido muy variadas: capillas rodantes, ayuda a la Iglesia perseguida tras el “telón de acero” (países sometidos por el imperialismo marxista de la Unión Soviética), construcción de casas y templos para los pobres en diversos países del mundo, construcción de centros educativos en África; etc.

Así, AIN viene a ser una fundación pontificia de carácter global para el servicio de la Iglesia que más sufre, pero no puede ser catalogada como una institución misionera.

Sin embargo, hoy su principal labor es la de ayudar a las comunidades católicas más necesitadas, discriminadas o perseguidas del planeta; y, con bastante frecuencia, éstas están precisamente en zonas misioneras.

Ayuda a la Iglesia Necesitada recauda fondos económicos, y analiza cada año más de 7 mil solicitudes anuales de ayuda, procediendo a enviar los donativos a las que más los necesitan.

Entonces, sin ser una organización misionera, AIN tiene una contribución en favor de la evangelización y las misiones.

Esto se hizo muy evidente a partir de 1979, cuando puso en marcha el proyecto de la “Biblia para niños”, obra traducida a 191 idiomas; hasta el presente se han distribuido más de 51 millones de ejemplares.

AIN paga el estipendio de los sacerdotes en muchas regiones donde los fieles son tan pobres que no son capaces de mantener a sus presbíteros y obispos. También da becas a seminaristas, sobre todo de Asia y África, para que puedan formarse como sacerdotes y evangelizar a la gente.

En las regiones donde no hay sacerdotes, las religiosas se ocupan de evangelizar y dar atención a los necesitados; y AIN aporta la manutención de estas religiosas y sus actividades. Y en las regiones donde no hay sacerdotes ni religiosas, AIN paga la formación teológica básica de varones y mujeres seglares, que son capacitados para transmitir la fe a otras personas y preparar a los creyentes para recibir los sacramentos.

En zonas de misión también se ayuda económicamente a la construcción, la reconstrucción o el mantenimiento de edificios eclesiales necesarios para que la Iglesia pueda cumplir su cometido. Igualmente AIN financia vehículos que permitan a sacerdotes, religiosas y catequistas llegar a los fieles que viven en zonas muy extensas y apartadas.

Finalmente, para fomentar la evangelización y la solidaridad ante las dificultades de la Iglesia, AIN produce programas para emisoras de radio y televisión de todo el mundo a través de Catholic Radio & Television Network (CRTN). En 2019, el estudio produjo en total 452 programas de radio y televisión en idiomas distintos.

Así pues, Ayuda a la Iglesia Necesitada es una de las mejores opciones que existen para que los fieles de todo el mundo puedan aportar ayuda material a las misiones..

Una de las oficinas internacionales de Ayuda a la Iglesia Necesitada se encuentra en México, desde donde se busca continuar la obra del padre Werenfried Van Straaten de socorrer a la Iglesia católica y su labor evangelizadora, incluyendo los países donde los cristianos están siendo perseguidos a causa de la fe.

Hacer algún donativo desde México es muy sencillo; puede ser con tarjeta de crédito o débito, o bien vía paypal; pero si no se cuenta con estos sistemas, se puede hacer un depósito bancario, e incluso realizarlo a través de una tienda de la cadena OXXO. Para cualquiera de estas cosas hay que comunicarse con Ayuda a la Iglesia Necesitada México por alguna de estas tres vías:

  • Al teléfono 55-41-61-33-31
  • Al correo electrónico info@acn-mexico.org
  • O bien ingresar directamente a la página de internet

https://acn-mexico.org/quiero-donar

La ayuda a través de AIN- México servirá para apoyar urgentes necesidades católicas en 145 países.

TEMA DE LA SEMANA: MISIONES: LLEVAR A CRISTO HASTA LOS CONFINES DEL MUNDO

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 18 de octubre de 2020. No. 1319