Cualquier red social es útil para dar testimonio de vida, para dar testimonio de la Buena Nueva

Por Mary Velázquez Dorantes

Mucho hemos hablado de las redes sociales, sus ventajas y desventajas, los aspectos negativos que probablemente nos causen adicción, y las trampas que de ellas emanan. Sin embargo, también existe la mirada positiva, aquella que le da voz a los vulnerables, la que llega lejos pese a las persecuciones: la mirada cristiana y valiente para anunciar el Evangelio y el amor del Cristo vivo. Hoy tenemos que llegar a todos, a través de los medios y canales que las nuevas generaciones utilizan. La tecnología se puede convertir en nuestro mejor aliado, y por supuesto las nuevas formas del lenguaje también.

Navegamos mucho tiempo en las redes sociales, ¿por qué entonces no usarlas para transmitir la fe cristiana, las vocaciones, la familia, la defensa de la vida? Sería una nueva pastoral, una misión digital en la que muchos podemos ser líderes, llegando al corazón de quienes experimentan el vacío y la soledad mediatizada. En esta edición de El Observador de la Actualidad te explicamos cinco formas de evangelizar desde tus redes sociales, ¿te animas?

ANUNCIA EL EVANGELIO

Una historia de quince segundos en redes sociales es suficiente para anunciar la Buena Nueva. Puedes compartir reflexiones bíblicas, anunciar el evangelio a través de un juego o una encuesta, difundir un sitio web que comunique los salmos, elaborar un Tic Tok.

Recuerda que una de nuestras tareas es ser peregrinos que lleven el Evangelio y quizás puedas ser ese peregrino activo que comunica el amor de Dios, la mirada de la Iglesia y por su puesto las enseñanzas de Cristo. Las nuevas generaciones requieren de jóvenes valientes, que luchen en contra del egoísmo, el individualismo, la arrogancia y la vanidad, y una de las mejores herramientas para combatir éstos males es anunciando a través de nuestros post contenidos que evangelicen, que hagan eco con la palabra de Dios, ¿te atreves a ser misionero digital y compartir en tus cuentas un cita bíblica?

DEFIENDE LA VIDA

Otra forma de evangelizar en nuestras redes sociales es a través de la defensa de vida, promoviendo los grupos pro vida que existen, compartiendo estadísticas del aborto y sus consecuencias, proponiendo mensajes positivos o creando una pedagogía de la vida. Muchos desconocen qué existe detrás de un aborto, otros ni siquiera han reflexionado por qué se desea legalizarlo, y tú puedes ser un pro vida que ayude a muchos a tener información clara, pero sobretodo información de contenido humano.

Facebook, Twitter, Instagram, y todas las redes sociales, se pueden convertir en mensajeros de la defensa de la vida. Puedes llegar a un público, que seguramente son tus amigos, familiares o vecinos, y narrar a través de un vídeo o una frase cuál es significado de la vida. Evita utilizar lenguajes técnicos que posiblemente no entenderían, comparte testimonios, elige una entrevista; hoy más que nunca la vida humana requiere de héroes cotidianos que la defiendan.

PROMUEVE A LA FAMILIA

En medio del caos ideológico en el que estamos, muchos detractores de la familia están haciendo lo suyo, es por ello que hoy necesitamos mensajeros que la defiendan sin caer en pugnas o arrebatos. Podemos utilizar los nuevos escenarios digitales para hablar de la importancia de nuestras familias a nivel mundial, compartir reflexiones, o imágenes que las promuevan.

También hacer uso de los hashtag, los contenidos creativos siempre respetando a todos, o los podcast; así como programas de canales religiosos. Y sigue por supuesto a cuentas que también promueven a la familia, su herencia histórica, los valores familiares.

COMPARTE VALORES

Pareciera que la maldad hace mucho ruido y que el silencio del bien no se escucha, no obstante, tenemos la oportunidad de las redes sociales para crear foros y conversaciones que promuevan los valores humanos. Podemos compartir publicaciones, hacer comentarios y dar “me gusta” a contenidos que hagan un llamado a la solidaridad, la compasión, la misericordia, la ayuda comunitaria, sin miedo.

Pareciera que el mundo de la social media es peligroso para andar evangelizando, pero este es un mito ruidoso, porque hoy podemos ser testigos, pero al mismo tiempo promotores de la bondad, la belleza, la fraternidad, la naturaleza. Cada vez que hacemos algo bueno en las redes sociales el mundo de las conexiones se sacude.

DA TESTIMONIO

Además de promover, también debemos dar testimonio de vida. No existe nada más eficaz que predicar con el ejemplo, evita los contenidos violentos, no consumas contenidos malintencionados, no hagas comentarios agresivos, no caigas en discusiones, utiliza candados de seguridad; éstas técnicas también funcionan como testimonio de vida.

La evangelización de nuestros tiempos requiere de usuarios valientes, pero también reflexivos, no es que busquemos que las redes sociales se cierren, sino que a través de ellas actuemos con respeto, mostrando interés, replicando contenidos interesantes, entablando conversaciones. Cualquier red social es útil para dar testimonio de vida, el cristiano se abraza a la Cruz en silencio, convencido de ella, y esto también se puede usar en las redes sociales.

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 18 de octubre de 2020. No. 1319