Nació en Madrigal de las Altas Torres, Ávila (España), y su nombre completo fue Vasco Vázquez de Quiroga y Alonso de la Cárcel.

Entre 1470 y 1488: Estudió Jurisprudencia, fue visitador de la Real Audiencia y Chancillería de Valladolid, juez de residencia en Orán, y representó a la Corona en los tratados de paz con el rey de Tremecén. El obispo de Badajoz lo recomendó a la reina para nombrarlo oidor (juez) de la Audiencia de México.

1531: Vasco de Quiroga llega a México.

1532: Funda el Hospital de Santa Fe en las inmediaciones de la ciudad de México, para la atención de los indígenas.

1533: Se convierte en visitador de Michoacán, puesto que desempeña hasta 1537, como testigo de la Corona, pacificador de la región y promotor de los indígenas. Influido por la Utopía de santo Tomás Moro crea los pueblos-hospitales, que eran instituciones de vida comunitaria.

1537: El emperador Carlos V (Carlos I de España) lo nombra primer obispo de Michoacán. A raíz de esto, pudo multiplicar sus obras en favor de los indígenas purépechas, quienes lo llamaron “Tata Vasco”.

1539: Tata Vasco cambia la sede episcopal de Tzintzuntzan a Pátzcuaro, y se inicia el repoblamiento y apogeo de este lugar que había quedado abandonado desde 1526 por culpa de Nuño de Guzmán.

1540: Funda el Colegio de San Nicolás Obispo, trasladado en 1580 a Valladolid (hoy Morelia), y que desde 1917 se llama Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, aún en funciones.

1565: Don Vasco de Quiroga, en el transcurso de una visita pastoral, falleció el 14 de marzo en Uruapan. Sus restos reposan dentro de la basílica de Nuestra Señora de la Salud, en Pátzcuaro.

TEMA DE LA SEMANA: “EL CAMINO DE TATA VASCO: LA UTOPÍA POSIBLE PARA MÉXICO”

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 17 de enero de 2021. No. 1332