• “Podemos disfrutar de abundante paz si nos abstenemos de ocuparnos de los dichos y hechos de los demás, y de las cosas que no nos conciernen” (Beato Tomás de Kempis).
  • “La paz del corazón es más valiosa que cualquier tesoro. Para conservarla no hay nada más útil que renunciar a la propia voluntad y sustituirla por la del Corazón Divino” (Santa Margarita María Alacoque).
  • “La paz es algo muy relacionado con la guerra. La paz es consecuencia de la victoria. La paz exige de mí una continua lucha. Sin lucha no podré tener paz” (San Josemaría Escrivá de Balaguer).
  • “La paz es el orden, la armonía en cada uno de nosotros, una alegría constante que nace del testimonio de una buena conciencia, la santa conciencia de un corazón en el que reina Dios” (San Pío de Pietrelcina).
  • “Cuando no se sabe qué es lo mejor, hay que reflexionar, estudiar y pedir consejo, porque no tenemos derecho a actuar en medio de la incertidumbre. En la incertidumbre (si continúa) hay que decir: haga lo que haga, estará bien, puesto que intento hacer el bien. (…) No nos entristezcamos si, después de cierto tiempo, vemos que esas cosas no son buenas. Dios mira la intención con la que empezamos y nos concederá la recompensa de acuerdo con esa intención” (Santa Faustina Kowalska).

TEMA DE LA SEMANA: LA PAZ INTERIOR: ¿UNA UTOPÍA EN EL MUNDO ACTUAL?

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 14 de noviembre de 2021 No. 1375