El matrimonio conformado por Lorena Valadez y Adrián Hernández Garza, encabeza el apostolado Águilas Guadalupanas en la ciudad de Querétaro. Acostumbrados al servicio dentro de la Iglesia y guiados por las necesidades de la evangelización, buscan la formación cristiana de jóvenes y adolescentes.

Por Rubicela Muñiz

Lorena, platícanos un poco sobre ustedes y el por qué forman parte de Águilas Guadalupanas.

Lorena: Hace tres años el padre Pablo Gonzalez, quien era en ese momento capellán de FIDEI, nos invitó a participar como coordinadores del apostolado, ya que nosotros habíamos estado llevando grupos de Jóvenes en Querétaro y éramos parte de la coordinación de un congreso para ellos, con muy buenos resultados. Tal invitación nos emocionó al saber que era una gran oportunidad para continuar con la evangelización a través de los Jóvenes quienes tienen toda la creatividad y energía para ello.

¿Qué o quiénes son las Águilas Guadalupanas?

Adrián: Este Apostolado en un inicio se generó por la necesidad de evitar que los chicos recurrieran al alcohol, sin embargo, hoy en día no es esa su finalidad, el apostolado se ha transformado para no ser considerado como un grupo de apoyo en contra de las adicciones, sino más bien es un grupo de jóvenes que se reúnen con la intención de aumentar y fortalecer en la fe creciendo en conjunto y plasmando su crecimiento en su localidad.

Son adolecentes-jóvenes que se reúnen en grupos con la finalidad de desarrollarse en 3 pilares principalmente “Fe, Familia y Patria”. Típicamente se reúnen cada semana, pero eso lo determinan ellos mismos. Al final estos grupos desarrollan una amistad muy fuerte que los lleva a alcanzar sus objetivos de una manera más fácil.

¿En qué consiste una consagración dentro de este apostolado?

Lorena: En el momento en que los jóvenes deciden formar parte del grupo de Águilas Guadalupanas reciben una formación y realizan un retiro, donde consagran su vida a la Virgen Maria, basado en tres pilares principales (Fe, Familia y Patria). En esta consagración cada uno de los chicos decide establecer sus objetivos y lo que ofrecerá para ello.

¿Y cómo es la dinámica que los integra?

Adrián: Los jóvenes se reúnen una vez a la semana para revisar temas de formación en la fe y realizan actividades para llevar a cabo la comprensión del tema revisado, siendo quizás estas las designadas por el párroco de su localidad.

¿Por qué se escoge al águila como analogía de sus propósitos?

Lorena: Se eligió al Águila ya que se habla sobre la visión, la fortaleza de espíritu, la fidelidad y sobre todo generosidad. En la Biblia se representa como la juventud del espíritu “tu juventud se renueva como el águila” (Sal 102,5).

Sin embargo, la otra parte que nos da identidad es el ser un grupo Guadalupano, lo cual habla de un gran amor a nuestra Virgen de Guadalupe.

¿En dónde los pueden encontrar?

Adrián: Pueden ingresar a la página

www.aguilasguadalupanas.org

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 5 de diciembre de 2021 No. 1378