Un “fuerte y urgente pedido” para la liberación del sacerdote Paolo Dall´Oglio, raptado en Siria hace 2 años, fue hecho por el Papa Francisco después de la plegaria del Ángelus de hoy, delante de decenas de miles de peregrinos.

El padre Dall´Oglio, jesuita, que el pontífice definió como un “estimado religioso”, vivió en Siria por muchos años, donde refundó la comunidad monástica de Mar Musa. Comprometido el diálogo islámico-cristiano, él a menudo criticó al régimen de Assad y apreció la primavera árabe siria. A causa de esto fue expulsado de Siria en el año 2012. Volvió a una zona bajo el control de los rebeldes, fue raptado el 29 de julio de 2013, quizás por grupos ligados a Al-Nusra y a al-Qaeda.

La guerra y la ilegalidad difundida hacen que los raptos- por motivos ideológicos o económicos- sean muy comunes en Siria. Entre las víctimas hay 2 obispos ortodoxos: el metropolita Boulos Yazigi (de la Iglesia ortodoxa de Antioquía) y el metropolita Mar Gregorios Youhanna Ibhrahim (de la iglesia siro-ortodoxa) raptados en abril de 2013. A éstos se agregan una decena de sacerdotes.

Después del pedido por el padre Dall´Oglio, Francisco recordó también a ellos: “No puedo olvidar- dijo- también a los Obispos Ortodoxos raptados en Siria y a todas las otras personas que, en las zonas de conflicto, fueron secuestradas. Deseo el renovado compromiso de las competentes autoridades locales e internacionales, para que a estos hermanos nuestros se les devuelva la libertad prontamente. Con afecto y participación a sus sufrimientos, queremos recordarlos en la oración”. Y aquí recitó un Ave maría, seguido por todos los presentes.

Jornada Mundial de la Juventud 2016

Después de la oración mariana, Francisco quiso inscribirse públicamente como peregrino a la Jornada mundial de la Juventud (JMJ) que se desarrollará el próximo año en Cracovia (Polonia). Para las inscripciones- que se abren hoy en el sito oficial- el Papa “hice llegar aquí conmigo a un muchacho y una muchacha”. Dos jóvenes aparecieron al lado del pontífice (v. foto) y el Papa, digitando sobre una Tablet, se inscribió a la JMJ.

Francisco explicó que la JMJ de 2016 celebrada durante el Año de la Misericordia… será en un cierto sentido, un jubileo de la juventud, llamada a reflexionar sobre el tema “Beatos los misericordiosos, porque encontrarán misericordia” (Mt 5,7). Invitó a los jóvenes de todo el mundo a vivir esta peregrinación, ya sea yendo a Cracovia ya sea participando de este momento de gracia en las propias comunidades”.