Juan Manuel Márquez, mexicano, productor del documental «Perseguidos por su fe», conductor de ESPN, campeón mundial de Box en 4 divisiones distintas y quien venciera al filipino Many «Pac-Man» Pacquiao, se declara enamorado de Dios, de su esposa e hijos

Por Chucho Picón

Los fans de Juan Manuel Márquez lo recuerdan por sus grandes peleas, por sus campeonatos; lo recuerdan por el alma, corazón y combatividad con la que peleaba cada round. Sus fans lo recuerdan cuando siempre se levantaba de la lona a pesar de lo duro de los golpes y de los oponentes que eran a veces más fuertes, más rápidos y más grandes que él. ¿Pero qué levantaba a Juan Manuel? ¿Qué lo hacía tan combativo? ¿Qué lo hacía seguir avanzando a pesar de los golpes y a veces las injusticias de los jueces?

Pocos lo saben: Juan Manuel Márquez es católico y se declara enamorado de Dios, de su esposa y de sus hijos; él no duda en declarar que esa es la clave del éxito, su fe en Dios, el amor por su esposa e hijos. «La esposa que me dio Dios es una bendición para mí».

Para Juan Manuel Márquez también la señal de la cruz es poderosa e importante en todo lo que hace: comienza el día con la señal de la cruz, y en sus entrenamientos, al correr, al comenzar a comer o al terminar; y cuando comenzaba a pelear, cuando terminaba, cuando ganaba, cuando perdía, cuando le pagaban, todo se lo ofrecía a Dios con la señal de la cruz. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo siempre estuvieron en su esquina; eran Ellos quienes lo motivaban a salir a darlo todo en cada round y cada golpe.

Ir a Misa ha sido importante en la vida para forjar a cualquiera en campeón; Juan comparte: «Voy a Misa desde niño y me esfuerzo por ser un buen católico; regreso a casa meditando y reflexionando los Evangelios, los trato de aplicar en mi vida y en mi familia, y a mis hijos me los llevo a Misa».

Juan Manuel sabe lo que es pelear la dura batalla: en sus puños, en sus nudillos y en su rostro están las cicatrices de las duras peleas que ha tenido arriba del ring. Al preguntarle cuál ha sido la pelea más difícil de su vida, él no titubea, lo dice clarito: «La pelea más difícil que tengo es conmigo mismo». Juan Manuel, en confianza, nos ha dicho que es de temperamento fuerte; si se enoja, nada lo detiene. Sin mencionarlo él, lo sabemos nosotros: esa es una de sus batallas más difíciles, el controlarse. Otra más es cuando recuerda que probó en algún momento de su vida el alcohol y el vicio, como él lo nombra; pero se combatió y se venció a sí mismo con la disciplina.

Para Juan Manuel los golpes de la vida son más fuertes y dolorosos que los golpes que le dieron en el ring. Él lo sabe: en la vida y en el mundo hay una persecución contra la fe, una persecución hacia los cristianos. Al enterarse de este doloroso suceso, de este duro golpe que reciben los cristianos al ser decapitados, quemados o enterrados vivos sólo por creer en Dios y en Jesucristo, lo motivó a producir un documental y ayudar al director Felipe Vázquez Maqueda para realizar «Perseguidos por su fe».

A Juan Manuel le duele mucho que este documental haya sido censurado por las cadenas y salas de cine comercial, por considerar que su temática es fuerte.

Pero eso no detiene al campeón en su lucha por defender los derechos humanos y la libertad religiosa; él se siente agradecido con Dios y por eso menciona que dará la dura batalla a pesar de la censura y adversidad en contra de su documental.

A los cristianos perseguidos en el mundo, Juan Manuel les manda un mensaje: Nunca darse por vencidos, tener fe en Dios y hacer mucha oración todos los días, todas las noches.

Entrevista completa en video en nuestro canal de Youtube; el documental «Perseguidos por su Fe» de venta en las oficinas de El Observador.

PERSEGUIDOS POR SU FE

Es un documental mexicano producido por Juan Manuel Márquez y dirigido por Felipe Vázquez Maqueda, con el diseño de sonido de Daniel Sánchez Caballero de Argos. Asistiendo en la producción Diana Vázquez Maqueda y Norma Rodríguez.

El documental muestra la persecución religiosa que sufren millones de seres humanos en el mundo. El director Felipe Vázquez Maqueda recorrió Europa, Asia, África y Medio oriente documentando los lugares y países donde al día de hoy se persigue, se encarcela, se decapita o se quema vivos a seres humanos por manifestar sus creencias religiosas. El documental «Perseguidos por su fe» hace una denuncia ante la violación de un derecho humano básico y elemental que es la libertad religiosa.

El documental tiene la aprobación del Vaticano y la bendición del Papa Francisco. A pesar de esto, fue censurado por los medios de comunicación comerciales y por las principales salas y cadenas de cine en México.

 

Publicado en la edición impresa de El Observador del 29 de julio de 2018 No.1204