El Instituto Fe y Vida y la Editorial Verbo Divino ya han demostrado antes, con La Biblia Católica para Jóvenes, que sí es posible evangelizar en tiempos del mundo digital y de redes sociales. Ahora han presentado la nueva edición para la Fe y la Vida, con la cual buscan ofrecer continuidad a quienes quieren dar el siguiente paso en la oración y en el conocimiento de la Sagrada Escritura

El Instituto Fe y Vida, junto a la Editorial Verbo Divino, han editado La Biblia Católica para la Fe y la Vida. Su lanzamiento y presentación se llevó a cabo en el marco del V Encuentro Nacional de Pastoral Hispana, en Grapevine, Texas (del 20 al 23 de septiembre). La respuesta fue inesperada y sorprendente, pues los hispanos que se dieron cita en dicho encuentro agotaron en pocas horas los ejemplares de esta nueva edición de la Biblia. La Biblia para la Fe y la Vida viene a complementar el conocimiento y aprendizaje de todos aquellos adultos que buscan un crecimiento espiritual, y se presenta en un tiempo propicio donde el mundo digital y las redes sociales mandan; pero es tan atractiva esta publicación como su anterior versión, La Biblia Católica para Jóvenes, y se pueden encontrar en ella inmediatamente las razones y motivos para orar y meditar la Palabra de Dios. Su color, sus dibujos, su letra y sus páginas hacen atractiva la reflexión diaria; los comentarios adjuntos y todos los recursos son impresionantes,pues ayudan a entender de una manera sencilla y eficaz la Sagrada Escritura. Esta nueva edición de la Biblia es una publicación que desde el principio enamora y engancha por su color y su pasta-funda con cierre, que la vuelve práctica para llevar a todos lados sin necesidad de comprar otra funda. Su aspecto recuerda a su antecesora, la Biblia para Jóvenes, pues también hay una versión de ésta con pasta-fundacon cierre.Un elemento interesante que pudimosdescubrir en esta nueva ediciónes que cuenta con meditaciones y reflexiones de los santos Papas, como

san Juan Pablo Segundo y san Juan XXIII; además, incluye a santos de nuestro tiempo muy actuales, iberoamericanos e hispanoamericanos, que ayudan a entender en contexto su vida santa y cómo aplicaron la Palabra de Dios en el mérito de sus virtudes. Sin duda alguna podemos decir que la doctora Carmen Cervantes y Leo Mongui, del Instituto Fe y Vida y responsables de esta nueva edición, lograron en La Biblia para la Fe y la Vida una joya, un hermoso regalo para dar alivio, paz y esperanza a quienes buscan a Dios en su Palabra.

QUÉ VAS A ENCONTRAR EN LA NUEVA BIBILIA CATÓLICA PARA LA FE Y LA VIDA

Oraciones bíblicas, creadas para que tengas momentos de oración y meditación con Dios a partir del texto bíblico.

Planes de lectura, para familiarizarte a la lectura de la Palabra con temas de tu interés en distintos momentos de tu vida.

Índices temáticos, para encontrar textos bíblicos dependiendo de tus necesidades.

Artículos «Semillas para la educación en la fe», para ayudarte a educar a niños y jóvenes en distintas etapas de la vida y sobre temas relevantes en la realidad actual.

Un «Itinerario de formación humana y en la fe», con ideas de cómo acompañar a otros desde el nacimiento hasta la juventud: sus posibilidades formativas, énfasis apropiados, métodos y técnicas útiles, frutos que cosechar y peligros que evitar.

Más de 1 000 Comentarios bíblicos, para perderle el miedo a su lectura, profundizar en ella e interpretarla desde el pensamiento de la Iglesia.

Introducciones, ubicadas al principio de cada Testamento, sección y libro; fáciles de leer y con un contenido que te ayudará a entender el contexto en el que se desarrolló cada uno de los libros.

Esquemas, ilustraciones y mapas, que te ayudan a ubicar los lugares bíblicos, imaginar algunas escenas de la Palabra y entender algunos conceptos por medio de los esquemas.

Vocabulario bíblico, sabemos que muchos términos pueden ser complicados y por eso hemos creado un vocabulario con referencias históricas, aspectos literarios y conceptos bíblicos que serán útiles para profundizar en la Palabra.

Publicado en la edición impresa de El Observador del 7 de octubre de 2018 No.1213