En México debemos ser mejores y, ante todo, ser caritativos para nuestros hermanos que transitan por nuestro país

Por Sergio Estrada

Al paso de la caravana de migrantes por nuestro país, la Iglesia ha estado presente desde el primer momento en que ellos salieron de su país y llegaron a México. Desde ese primer momento el padre Cesar Cañaveral, encargado de la movilidad humana en Tapachula, inició los trabajos de ayuda humanitaria a estos hermanos para hacer que su camino sea más ligero.

«La Iglesia trabaja en la asistencia humanitaria desde la caridad para apoyar e estos contingentes en servicios de salud, alimentación, lugares de descanso, ropa, zapatos, medicinas etc., para que no viajen en malas condiciones y ayudar a que su trayecto sea lo más cómodo y ligero posible», detalló el padre Arturo Montelongo, Secretario Ejecutivo de la Pastoral de Movilidad Humana de la CEM.

Para abrir espacios de acogida de manera especial a nuestros hermanos migrantes, la CEM ha enviado un comunicado a todas la diócesis del país, de manera especial a los obispos para brindar el apoyo a los migrantes basado en el llamado del Papa en el mensaje de la Jornada Mundial del Migrante y brindar esos espacios de acogida y protección a las personas que pasan por las diferentes diócesis del país.

«En el paso de estos contingentes por México hay leyes y normas que se deben respetar, y lo que a la Iglesia le toca es ayudar de manera caritativa y humanitaria, además de la salvaguardar el paso de los migrantes. El trabajo de la Dimensión de Movilidad Humana es vincular todos los procesos en la diócesis, en las casas de migrantes y albergues en comunión con la CEM para socorrer a nuestros hermanos migrantes», subrayó el padre Montelongo.

Motivos de migración

Para el padre Arturo la migración no es por gusto, sino por la necesidad, y todos tenemos derecho a migrar. La migración es propiciada por las situaciones sociales de cada lugar: pobreza, hambre, violencia social, discriminación, etc. Y se migra para salvaguardar la integridad personal y los migrantes en este caso tienden a salvaguardarse en este proceso de caminar y salir de su país en grupos grandes por seguridad.

La Dimensión de Movilidad Humana de la CEM acompañará a la caravana desde la frontera sur de México para que se den los procesos que deben darse en el camino. No todas las personas que van en la caravana llegarán a la frontera sur de Estados Unidos, unos se quedarán en México, pero se darán alternativas para no tener un impacto económico y social en nuestro país.

Más caravanas salen de sus países de origen

«Aparte de la primera caravana hay más contingentes que saldrán con destino a la frontera sur de EU de otros países como el Salvador y Guatemala. Esto es una crisis humanitaria y lo que toca es que la comunidad internacional ponga atención en ello y dar solución a estos fenómenos migratorios para darles apoyo humanitario», describió el Secretario Ejecutivo de la Pastoral de Movilidad Humana de la CEM.

Las acciones de nuestro vecino del norte, de poner barreras en su frontera, es para salvaguardar la integridad de su nación, porque hay incertidumbres, pero no es la mejor respuesta porque ante todo está la dignidad de la persona humana y sus derechos a migrar. En México debemos ser mejores y ante todo ser caritativos para nuestros hermanos que transitan por nuestro país.

Publicado en la edición impresa de El Observador del 18 de noviembre de 2018 No.1219