Se acerca el fin de año y con él los gastos de las fiestas incrementan, así como los deseos compulsivos por obtener productos y servicios. México es uno de los países con más derroche en compras. El cierre del año produce un impacto económico tremendo en el bolsillo del mexicano promedio. La iniciativa de gastar se ve reflejada en todos los sectores

Por Mary Velázquez Dorantes

Según las estadísticas, el 80% de los mexicanos decide realizar compras durante los últimos dos meses del año. En un fin de semana puede gastarse alrededor de 3 mil pesos pensando en los obsequios de la temporada. Las compras que más se realizan en México son de ropa y tecnología; el mexicano promedio decide buscar promociones y pagos a plazos que le permitan adquirir productos con descuentos.

El 12% de los mexicanos considera que espera todo el año para adquirir productos con grandes descuentos, mientras que el 39% de los mismos considera que es poco el ahorro que se puede encontrar en estas fechas.

Las compras compulsivas suelen ser el motor de desfalque. Muchas compras no son pensadas con respecto al uso y la necesidad de los productos. El 95% de los habitantes de nuestros país realiza compras en tiendas físicas, sólo un 5% busca opciones de compra vía internet. Los días festivos incrementan las compras de forma irracional, los letreros de rebajas producen un estupor desmedido, por lo que te presentamos tres formas inteligentes de comprar antes de que se vaya el 2018.

1 COMPRA  LO QUE NECESITAS

Realiza un balance de necesidades, reflexiona sobre aquello que verdaderamente ocupas y detecta las necesidades de tu familia. El primer requisito para no llegar gastado el siguiente año es comprar en relación a necesidades. Reflexiona sobre las características del producto y sobre si puedes pagarlo; la honestidad es la clave de éxito monetario.

Las adquisiciones compulsivas llevan a estar rodeado de deudas a largo plazo. Es por ello que se deben colocar metas fijas en relación a necesidades. Antes de salir de compras decide en una lista lo que se requiere. Las finanzas prácticas estiman que una persona no reflexiona al comprar; elabora una lista contable de tus gastos al cierre de año y planea tu situación financiera para el pró-ximo año.

El dinero extra del aguinaldo o alguna entrada final es necesario utilizarlo de forma inteligente. Los expertos señalan que se debe aho-rrar el 40% de los ingresos finales. Cuando realmente se compra lo que se requiere las deudas se reducen en un 35%. Busca productos de calidad, no necesariamente son los de más valor. Selecciona promociones a tu alcance, compara los precios en dife-rentes establecimientos y elige el que tenga mayor descuento.

2 ESTABLECE  UN PRESUPUESTO

Ubica los mejores establecimientos para adquirir productos o servicios basándote en un presupuesto real, con respecto a los integrantes de tu hogar. Considera los gastos necesarios y evita aquellos que a largo plazo se vuelvan una deuda. Las compras estratégicas ayudan cuando no excedes tu presupuesto. Busca descuentos en internet, no vayas por lo más novedoso, infórmate de los establecimientos donde estás realizando compras, analiza las promociones y puntos que se te ofrecen.

Al organizar las finanzas tienes un control de compras. Evita los gastos «desechables» porque solo producen un desequilibrio en tu economía. Si utilizas tarjetas de crédito evita sobrepasar el límite, evita las compras con intereses. De acuerdo con tu presupuesto compra con tiempo; si programas tus gastos tendrás menos estrés al cierre del año.

Es mejor pagar en efectivo y de contado, dado que te ayuda a reducir la deuda a largo plazo. El consumo inteligente reduce la ansiedad en las personas, evita los desfalques y colabora en la cultura del ahorro.

3 COMBINA  BENEFICIOS

Una vez que elabores una lista de prio- ridades y presupuesto, busca combinar todos los beneficios posibles, utiliza puntos, cupones, elige días de descuentos y promociones, combina tus gastos con emociones positivas, no compres nada que no tengas programado por más atractiva que resulte la promoción. Sólo gasta el 30% de lo que ganaste al cierre del año. Si realizas un cambio en la lista de necesidades verifica que no sea drástico.

Si compras vía internet busca la opción de envíos gratis, con devoluciones y aclaraciones con personas que te informen del

producto.

Evita las compras en los días festivos; los costos aumentan hasta un 20%. Si realizas compras a meses de intereses asegúrate de la vida útil del producto, evitarás tener una deuda larga sin beneficios. Las estrategias para comprar inteligentemente te ayudarán a tener un cierre anual mucho más estable sobre las compras compulsivas, así al inicio de año no existirá la presión de finanzas que no fueron
necesarias.

Publicado en la edición impresa de El Observador del 25 de noviembre de 2018 No.1220