El padre Efraín Gómez Valderrama, originario de Lagos de Moreno, Jalisco, inició hace algunos años un grupo de jóvenes en Guadalajara, el cual ha ido creciendo hasta conformar esta gran opción:
la comunidad «Quédate con Nosotros», presente ya en varias localidades

Por Chucho Picón

Padre Efraín, ¿qué es «Quédate con Nosotros»?

▶ Es una asociación de fieles de todos los estados de vida, reconocida a partir del pasado 14 de agosto en Querétaro por nuestro señor obispo don Faustino. En la comunidad hay, pues, tanto casados como solteros, y estamos dando los primeros pasos de los «Misioneros de la Alegría», que es la rama de la vida consagrada masculina: hombres que se están encaminando hacia el sacerdocio.

¿De quién parte la idea o la inspiración de crear esta comunidad?

▶ Ante todo es una obra del Señor, que se ha valido de un servidor. Yo empecé sin haber tenido un plan de ruta trazado desde el principio; yo recuerdo que hace ya veinte años, en los inicios en Guadalajara, lo que yo buscaba con algunos cuantos jóvenes era generar grupos de amigos con intereses diferentes de los del mundo.

Nos reuníamos para hacer un momento de oración de adoración, y después de orar decidíamos qué haríamos ese día; por ejemplo, ir al cine. Y entonces, para dar testimonio, a la entrada del cine nos persignábamos públicamente. Y de esta manera se fue haciendo el discernimiento para encontrar nuestro carisma, que es penetrar, renovar y transformar desde su interior los ambientes juveniles.

Algunos jóvenes de la comunidad empezaron a levantar la mano para pedir el sacerdocio; yo les sugería que primero estudiaran en la universidad, pensando que después de eso se les olvidaría, pero perseveraron en su deseo de ser sacerdotes, y entonces yo busqué una solución: tuve que hablar con mis superiores de los Misioneros Xaverianos, que aceptaron el proyecto, y también con el obispo Faustino; yo en ese momento era director del Colegio Centro Unión, y el obispo aprobó nuestro movimiento «Quédate con Nosotros».

¿Por qué eligieron el nombre de «Quédate con Nosotros»?

▶ Lo tomamos del Evangelio de san Lucas, en el pasaje de los discípulos de Emaús, aquellos discípulos que después de la Pasión iban tristes y apesadum- brados; pero la escucha de la Palabra de Dios fue sanando el corazón de aquellos dos discípulos a tal grado que llegan a esa apertura: «Quédate con nosotros, Señor, que la tarde cae».

¡Y esto es importante para nosotros!, porque muchas veces los jóvenes nos llegan heridos. ¡Son los mismos jóvenes los que luego se convierten en los misioneros que van penetrando en esos ambientes juveniles! Son ellos los portadores de este mensaje.

¿Qué cambios son los que se perciben en los jóvenes que ingresan a la comunidad?

▶ Van sanando sus corazones y, ante todo, van encontrando el sentido de la vida. Porque una de las enfermedades de nuestro mundo, sobre todo en los jóvenes, es el sinsentido.

¿Qué jóvenes son los que pueden formar parte de «Quédate con Nosotros»?

▶ Estamos abiertos a todo joven; ¡todos son bienvenidos! Se les invita a vivir esta experiencia, a ir abriendo el corazón. Y todos son invitados a permanecer, a quedarse en la comunidad, a ir creciendo y a ir haciendo camino.

Muchas veces me preguntan cómo le hago. Hasta ahorita, en los años que llevo como sacerdote, nunca he tenido la necesidad o nunca me he puesto a organizar un partido de futbol, ni una kermés, ni discotecas para atraerlos. ¡Siempre les hemos presentado a Cristo! ¡Porque estoy convencido que vale la pena Cristo delante de todo lo demás! ¡Lo que los jóvenes necesitan hoy en día es que se les hable de Cristo, que se les presente a Cristo! Y el Espíritu Santo los va configurando.

Los inicios

El padre Efraín Gómez Valderrama comenzó esta aventura en octubre de 1998 en Guadalajara.

El nombre de «Quédate con Nosotros» se eligió en el 2005.

En el 2005, al ir el padre Efraín a San Juan del Río, Querétaro, se empieza a expandir el movimiento en ese Estado. Algunos de los lugares son Ezequiel Montes, Maconí y Nuevo San Joaquín.

CONTÁCTALOS

Facebook: «Comunidad Quédate con Nosotros»

Ciudad de Querétaro: Colonia Carretas, en la parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

Areópago (Querétaro): los miércoles a las 6:30 de la tarde.

San Cayetano, (San Juan del Río): los jueves, inciando a las 6:20 de la tarde con la formación, y a las 8:45 la adoración.

Ezequiel Montes: los lunes a las 6:30 la formación en la parroquia, y a las 8:00 la adoración.

Nuevo San Joaquín: Los sábados a las 10:00 de la mañana y 1:00 de la tarde, en Maconí.

Lagos de Moreno: los martes, iniciando a las 6:20 de la tarde; y Guadalajara los lunes a las 7:20 de la tarde, y a las 9:20 la adoración, para terminar entre 10:30 y 11:00 de la noche.

Publicado en la edición impresa de El Observador del 30 de diciembre de 2018 No.1225