• Se le ha llamando «virus de Wuhan» porque el primer caso de contagio en humanos tuvo lugar en Wuahn, ciudad de China en la provincia de Hubei; o «virus de la neumonía de Wuahn» porque, efectivamente, este virus puede causar neumonía.
  • El nombre que por ahora se le ha dado entre la comunidad científica es «2019-nCoV», señalando el año de su aparición, mientras que «CoV» indica que se trata de un coronavirus, y la «n» lo distingue de otros coronavirus identificados anteriormente (por ejemplo, los del resfriado común).
  • Presuntamente los primeros casos del «virus de Wuhan» se presentaron a mediados de diciembre de 2019, en plena época de gripe. Pero, tras que los pacientes presentaran neumonía, China informó que se trataba de un virus nuevo, y dio la voz de alarma el 31 de diciembre a la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • Oficialmente se ha dicho que los primeros contagiados de Wuahn trabajaban o frecuentaban un determinado mercado de pescados y mariscos, por lo que las autoridades chinas clausuraron el mercado el 1 de enero.
  • Hasta el momento se estima que la tasa de contagio es de 3.8; es decir, que cada enfermo infecta a su vez a 3 o 4 personas.

Pero la tasa de defunciones a causa del «2019-nCoV» es bastante baja comparada con otros coronavirus:

Por lo pronto tiene un 3 % de mortandad en promedio.

  • El 27 de enero ya había al menos 2 mil 700 contagiados y 81 muertos por la epidemia.
  • Todos los primeros casos presentados en el extranjero (Estados Unidos, Japón, Francia, Tailandia, Corea del Sur, etc.) ocurrieron en personas que viajaron a Wuhan.

TEMA DE LA SEMANA: EL VIRUS DE WUHAN Y LAS NUEVAS EPIDEMIAS

Publicado en la edición impresa de El Observador del 2 de febrero de 2020 No.1282