Las misiones y la Pascua juvenil migran a nuevos escenarios

Por Rubicela Muñiz

Hoy, jóvenes y familias se han convertido en misioneros extraordinarios. No han podido ir a misionar a algún lugar remoto ni celebrar la Pascua juvenil. Lo que planearon con meses de anticipación dio un gran giro, y ahora su labor se traslada a las redes y a su propio hogar.

La semana de misiones y las Pascuas juveniles son toda una tradición en Semana Santa. Las misiones llegan a los lugares más necesitados para anunciar la misericordia y la bondad de Dios, siempre con un corazón atento a los demás; en tanto la Pascua juvenil es la oportunidad para que muchos jóvenes mediten, hagan oración y fortalezcan su espiritualidad.

Debido a este tiempo de pandemia, todos se convirtieron en misioneros extraordinarios, dijeron “sí” al llamado de Jesús para salir al paso de las necesidades de la evangelización del mundo y desde su casa o las redes conocer, imitar y transmitir a Cristo.

Para esta labor echaron mano de medios digitales para poder llegar a una mayor cantidad de personas con catequesis, meditaciones diarias, conciertos en streaming, ejercicios espirituales, transmisión de Misas, consejos para vivir los días santos, foros de preguntas y respuestas, el rezo del Santo Rosario y muchas otras actividades para vivir de una forma extraordinaria la celebración más importante de la Iglesia.

Los extraordinarios

El grupo Guerreros de Cristo, cuyos integrantes tienen entre cinco y diez años misionando, tenía seis meses planeando la visita a una comunidad en el municipio de Cadereyta de Montes (Querétaro). Los planes se trasladaron a las redes sociales con el rezo de las vísperas, catequesis para niños, jóvenes y adultos a través de plataformas como Zoom y Gmail, transmisiones en vivo y muchas otras actividades.

En tanto, el grupo Nacer de Nuevo (Querétaro), que lleva diez años celebrando la Pascua juvenil con cerca de 100 jóvenes, celebra la Pascua online con foros de preguntas y respuestas, consejos para vivir la Pascua en casa, los signos de la Semana Santa y cómo transmitirlos en la familia.

Por su parte, Fiat María (Jalisco), un grupo de jóvenes que evangeliza en redes sociales, también cambió sus planes y ahora ofrece ejercicios espirituales, ejercicios para adultos, una Pascua juvenil online, transmisión de Misas, Rosario y adoración del Santísimo.

No muy diferente es la historia de Marcial Padilla, un defensor activo en redes sociales de la vida y la familia, que, junto a su esposa e hijos, se unió al grupo de misiones del colegio de sus hijos. El plan era visitar una comunidad llamada La Biznaga (Nuevo León), y ahora la misión se hace desde su hogar con el rezo del Rosario en familia y el seguimiento de las celebraciones de su parroquia por las redes sociales.

Todas las actividades tienen como fin la preparación hacia la Pascua, que, con la resurrección de Cristo, como dice el Papa Francisco, representa el comienzo de una nueva vida, un mundo nuevo liberado del pecado y de la muerte.

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 12 de abril de 2020 No.1292