El artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos reconoce que “toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión”, y que “este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia”,lo cierto es que en 2020 multitud de cristianos sufren discriminación, burlas, opresión, intimidación o violencia por el hecho de creer en Cristo.

El informe publicado en enero por la organización Puertas Abiertas reporta 260 millones de cristianos viviendo en países donde la persecución contra ellos es alta. Son 15 millones más que en 2019.

Por su parte, Alessandro Monteduro, director de Ayuda a la Iglesia que Sufre-Italia, ha expresado en abril de este año al periódico “L’Osservatore Romano” que, en medio de la pandemia de covid, el número de cristianos perseguidos ya ronda los 300 millones.

Por su parte, en su informe 2020, la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de los Estados Unidos alerta sobre 14 países que ejercen una altísima persecución contra los cristianos, si bien son más de 50 los países intolerantes.

Algunos de los lugares donde los discípulos del único Señor y Salvador, Jesucristo, están sufriendo más

Arabia Saudita: Con 1.4 millones de cristianos, el gobierno musulmán wahabista trata a los cristianos como personas de segunda clase, les niega los lugares de culto, y castiga con la muerte la conversión a Cristo.

Libia: Con 36 mil cristianos, los musulmanes los persiguen desde el gobierno, la sociedad y la familia.

Nigeria: Casi la mitad de la población es cristiana (93.8 millones), y los musulmanes del grupo Boko Haram y y los ganaderos Fulani los excluyen socialmente, los despojan de sus hogares o los matan.

República Centroafricana: La mayoría de la población (75%) es cristiana, pero los musulmanes ex Seleka y ex Antibalaka hacen masacres en las aldeas, atacando templos y hogares cristianos.

Eritrea: El gobierno acosa y asesina a cristianos. Hay 2.5 millones de ellos.

Irán: Hay 800 mil cristianos, perseguidos por el gobierno, la sociedad y sus familas.

Paquistán: Los 4 millones de cristianos son perseguidos por los musulmanes, y el gobierno hace poco para evitarlo.

China: El gobierno prohíbe que menores de edad vayan a Misa y reciban sacramentos; persigue a la Iglesia clandestina. Hay 97.2 millones de cristianos, y comunistas, musulmanes y budistas los delatan.

Corea del Norte: Si el gobierno descubre a algún cristiano, es asesinado in situ o enviado a campos de concentración. Hay unos 300 mil cristianos.

Myanmar: Los budistas radicales, tolerados por el gobierno, persiguen a los cristianos, que son 4.3 millones, y les quitan sus templos.

India: Los 66.2 millones de cristianos son perseguidos por los de religión hindú, y el gobierno permite esta violencia.

TEMA DE LA SEMANA: NI LA PANDEMIA DETIENE A LOS QUE PERSIGUEN A LOS CRISTIANOS

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 28 de junio de 2020. No. 1303