Hay muchos productos que se utilizan en el hogar y que en realidad son bastante caros. Se pueden aprender trucos para sustituirlos por otros mucho más económicos. Aquí hay algunos ejemplos:

Jabón líquido para ropa

Con menos de 50 pesos se obtienen 10 litros de jabón líquido para ropa a partir de una barra de jabón de lavandería de 400 gramos.

Se ralla el jabón con un rallador de cocina; se pone en una olla al fuego con cinco litros de agua caliente y se le agrega 1 taza de vinagre blanco, moviendo con una cuchara hasta que se disuelva. Se retira de la estufa, se pasa a una cubeta con capacidad diez litros y se le agrega 1 taza de bicarbonato de sodio, moviendo hasta que se disuelva y deje de reaccionar. Completar con agua hasta llenar la cubeta, mezclar y guardar en recipientes de plástico con tapadera, por ejemplo, botellas de detergente vacías. Usar de 1 a 3 tazas de este jabón para la lavadora, dependiendo del tamaño de la carga.

Y para trastos

Dos tazas de detergente líquido para trastos —o dos tazas de detergente en polvo— se pueden convertir en 5 litros de esta manera:

En una olla al fuego con 4 litros de agua se exprimen diez limones pero también se le agregan las cáscaras. Se añaden 2 tazas de sal de grano, se tapa y se deja hervir unos pocos minutos. Se sacan las cáscaras de limón y se ponen a licuar con una taza de vinagre blanco. Se cuela agregando el líquido a la olla; añadir las dos tazas de detergente líquido y, si se quiere, algunas gotas de colorante verde. Se deja hervir, se apaga y se envasa en botellas de plástico. Su duración es de aproximadamente un mes.

Más trucos para ahorrar

  • En lugar de pasta de dientes se puede humedecer el cepillo y espolvorearle un poco de bicarbonato.
  • Los posos o restos de café sirven para repeler hormigas, babosas o caracoles. Si se mezcla con un poquito de agua, se convierte en pintura de acuarela.
  • Frotar los zapatos con el interior de la cáscara de plátano quita raspaduras; esto también puede servir en un CD o DVD.
  • Las cáscaras de naranja se pueden hervir unos 10 minutos en agua, y el líquido resultante, puesto en una botella atomizadora, sirve para ahuyentar los pulgones y otros insectos en las plantas. Las cáscaras secas, molidas y tamizadas sirven como saborizante para alimentos.
  • Una mancha indeleble o el crecimiento de los niños no significa que la ropa se convierta en basura. Así, con una camisa en desuso se puede confeccionar un delantal, o un vestido para niña, o una bolsa para el mandado, o fundas para cojines. Los pantalones se pueden ampliar con una cinta ancha a los lados. Con retazos de tela se puede hacer una colcha, o un tapete trenzado. En general, casi cualquier prenda de ropa se puede renovar con encajes, botones y bordados.

En resumen, hay que optimizar lo que se tiene, pero hay que vivir menos apegados a lo material.

“Mirad y guardaos de toda codicia, porque, aun en la abundancia, la vida de uno no está asegurada por sus bienes”  (Lucas 12, 15).

TEMA DE LA SEMANA: IDEAS PRÁCTICAS PARA SOBREVIVIR EN TIEMPOS DE CRISIS

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 12 de julio de 2020. No. 1305