A través del juego, el cine o la lectura los niños tienen una ventana para conocer a Jesús

Por Mary Velázquez Dorantes

Los tiempos de estar en casa son los mejores para que nuestros niños conozcan las maravillas de la buena nueva, el evangelio puede llegar a ellos como la mejor historia jamás contada, así nuestros pequeños conocen a Jesús a través de múltiples estrategias.

Recordemos que los infantes aprenden de muchas formas, y justamente en esta edición de El Observador de la Actualidad hablaremos de cómo podemos enseñar a nuestros pequeños el evangelio, sus personajes, los momentos clave y los hechos más destacados.

EL JUEGO DE UNA HISTORIA REAL

Una de las técnicas más significativas para que un niño aprenda es a través del juego, dado que ponen en marcha la memoria, la diversión, el entusiasmo, y el razonamiento. Si tienes en casa a pequeños comienza jugando con ellos para así poder narrar la historia real de Jesús.

Uno de los pasos más atractivos para los niños es conocer al salvador como niño, una representación que hará conexión con ellos. Puedes iniciar contando el nacimiento de Jesús y sus momentos clave a través de un juego de memoria, de relación de imágenes, incluso una sopa de letras para aquellos niños que ya saben leer, o a través de una pequeña obra teatral.

Es importante que el niño no encuentre en el evangelio una lección forzada sino una historia con travesía, padres y hermanos pueden representar a un personaje bíblico y así compartir fragmentos de la Biblia.

CINE EN CASA

Actualmente las nuevas generaciones conocen los hechos a través del cine, una alternativa atractiva, dado que les ayuda a entender las historias sin un esfuerzo agotador.

Las representaciones visuales son fáciles para ellos, además apoyados de las tecnologías se pueden acceder a portales que contengan un contenido católico. Algunas de las sugerencias que puedes encontrar en YouTube para los pequeños son: la Historia de Jonás, David y Goliat, Abraham, Sodoma y Gomorra, así como el Camino de Damasco. Pueden organizar una tarde de película, con palomitas y en familia para disfrutar del contenido.

NÁRRALE UN CUENTO POR LAS NOCHES

Contar un cuento por las noches le ayuda al niño a tener un canal de comunicación con sus padres y familiares de manera efectiva. Algunos títulos sugeridos son: Una carta para Dios, ¿Estará Jesús durmiendo?, El niño que quería conocer a Dios, el Arca de Noe y El ángel de los niños.

Elegir un momento por la noches para contarle una historia ayudará no sólo a su proceso de aprendizaje, sino también a conciliar una buena noche. También funciona que sean los niños quienes narran el cuento porque así dan permiso a su imaginación.

Es cierto que cada niño tiene sus propias habilidades para aprender del evangelio, de la Biblia, de Jesús, la edad es importante para generar una actividad que los atrape y los llene de emoción.

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 23 de agosto de 2020. No.1311