PRIMER ADÁN

  • Es terrenal: “El primer hombre, salido de la tierra, es terreno” (I Corintios 15, 47).
  • Perdió la santidad para él y para todos (cfr. Catecismo n. 416).
  • Heredó el pecado a sus descendientes (cfr. Romanos 5, 19).
  • Perdió el Paraíso para él y sus descendientes.
  • Introdujo la muerte (cfr. Romanos 5, 12).
  • Consintió con su mujer en su pecado, y luego menospreció a Eva ante Dios para justificarse a sí mismo.
  • Inauguró el reinado de Satanás en la Tierra.

SEGUNDO ADÁN

  • Es celestial: “El primer hombre, salido de la tierra, es terreno; el segundo, viene del Cielo” (I Corintios 15, 47).
  • Santifica: “Habéis sido lavados, habéis sido santificados, habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo” (I Corintios 6, 11).
  • Redimió (justificó) del pecado (cfr. Romanos 5, 19).
  • Abrió las puertas del Paraíso (cfr. Lc 23, 43).
  • Trajo la resurrección y la vida eterna: “Del mismo modo que en Adán mueren todos, así también todos revivirán en Cristo” (I Corintios 14, 22; cfr. Juan 11, 25-26).
  • Siendo inocente, tomó la culpa de su Esposa, que es la Iglesia, entregándose por ella para justificarla.
  • Inauguró el Reino de Dios entre los hombres.

Redacción

TEMA DE LA SEMANA: “EN LA CRUZ SE REDIME EL MUNDO”

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 21 de marzo de 2021 No. 1341