Yasmín Oré y Jesús Urones son un joven matrimonio intercultural (español-peruano), que se conoció justamente a través de una página llamada Catholic.net. Yasmín había tenido una experiencia de conversión tras haber pertenecido a una secta y deseaba compartir su testimonio con muchas personas, así que decidió publicarlo en internet. Jesús, por su parte, era moderador en los foros de apologética de esta misma página, y aunque era en ese entonces un católico practicante, deseaba profundizar más en la fe y a la vez podía orientar a otros católicos a conocerla y defenderla mejor. Luego de entablar una amistad y noviazgo cibernético por un tiempo, se conocieron en persona y realizaron algunas misiones en Perú. Se formaron con el grupo misionero mexicano «Apóstoles de la Palabra» y de esa manera llevaron a la vida real su experiencia apologética. Actualmente trabajan en el proyecto «Convertidos Católicos» desde España para el mundo, y a través de las redes sociales transmiten el mensaje de un Cristo vivo y amoroso para aquellos que aún no conocen la voz del Evangelio. El Observador de la Actualidad conversó con ellos.

Por Mary Velázquez Dorantes

¿Cómo este joven matrimonio se encuentra con Cristo?

▶ Ambos hemos tenido un encuentro con Cristo en diferentes facetas. Yo, Yasmín, cuando el Señor me mostró la verdad, por un tiempo fui misionera mormona; sin embargo, regresé a la Iglesia católica, para convertirme en 2007. Jesús, por su parte, al sentir una soledad de amistades cristianas, comenzó a buscarlas por internet a la vez que evangelizaba.

También creemos que Dios prepara el camino de un matrimonio que evangeliza; por ello, pensamos que nuestra unión no ha sido fruto de ninguna casualidad sino de la voluntad de Dios y deseamos ser ejemplo para otras parejas que persiguen la santidad en la vocación matrimonial.

Es importante que todo católico busque crecer espiritualmente a la par que va adquiriendo conocimientos sobre la doctrina o encontrando respuestas a sus dudas, ya que si no todo quedaría en un mero interés intelectual.

¿Cómo nace el proyecto de «Convertidos Católicos»?

▶ Al estar en España nos dimos cuenta que debíamos continuar nuestra labor de evangelización, pero ya como matrimonio, y buscamos distintas formas de hacerlo. Es así que empezamos a escribir artículos de formación antisectas en un blog privado y otras páginas de evangelización.

Posteriormente se nos dio la oportunidad de ser parte del staff de blogueros del portal católico español Religión en Libertad, y llevamos allí algunos años; a la vez que colaboramos con otros medios de comunicación en la difusión de nuestros temas, tan necesarios hoy en día en la Iglesia. Actualmente no solo hablamos de sectas, sino también alertamos sobre el fenómeno New Age que se ha llevado a sus filas a muchas almas, sobre todo en lugares hispanohablantes. Entre otros temas, damos también espiritualidad y moral católica para seglares, temas formativos que hemos recibido de manera diocesana y académica, pues actualmente los dos estudiamos Ciencias Religiosas en la Universidad de Navarra. También hemos logrado llevar esta formación a la vida real a través de conferencias, cursos, charlas, etc., en diversas diócesis donde nos han convocado.

¿Cuáles han sido los retos y desafíos que han enfrentado en su ministerio de evangelización?

▶ Los principales retos y desafíos a los que nos enfrentamos son, por un lado, la crítica externa, de aquellos que no son católicos y no entienden que nosotros defendamos nuestra fe y por ello demostremos sus errores públicamente para que más católicos no abandonen la Iglesia.

Por otro lado, la crítica interna, pues dentro de la Iglesia aun la apologética no es aceptada por muchos, porque en muchos casos la ven como forma de «pelea» o «contienda» y no como lo que realmente es: una rama de la Teología encargada de dar a conocer los fundamentos de la fe con el objeto de fortalecerla, reavivar nuestra identidad y celo apostólico.

¿Cómo utilizan las redes sociales para contagiar el mensaje de Cristo?

▶ Fundamentalmente nosotros usamos la red social de Facebook. Tenemos nuestra propia página que ya cuenta con más de 30 mil seguidores, pero además colaboramos en otras páginas dedicadas a la apologética donde damos a conocer nuestro apostolado.

¿Cómo han vivido la experiencia de su ministerio?

▶ Es una gran experiencia, pues después de llevar varios años dedicándonos a esto, hemos visto como mucha gente de distintas partes del mundo nos ha agradecido la formación que les hemos brindado. El Señor, a través de nosotros, ha ayudado a otros a acercarse o a regresar a la Iglesia para vivir la fe más intensamente, sobre todo aquellos provenientes de sectas o de grupos protestantes, que buscaban la verdad y llegaron a leernos en nuestros artículos o testimonios.

Nuestra ardua tarea recién comienza, pues hace solo un par de años empezamos nuestras prédicas y charlas reales, pero tenemos la esperanza que Dios nos seguirá dando la oportunidad de llegar a más parroquias o diócesis.

Nuestro ministerio lleva el nombre de «Convertidos Católicos», pues buscamos atraer a los no católicos hacia nuestra Iglesia, pero también ir convirtiendo el corazón de los propios católicos para que vivan su fe con miras a la santidad.

Publicado en la edición impresa de El Observador del 21 de julio de 2019 No.1254