Por Arturo Maximiliano

La marihuana para usos medicinales, cosméticos, complementos alimenticios y tantos otros que no buscan generar efectos psicotrópicos, o drogarse, como se dice comúnmente,

ha generado desde hace unos años gran expectativa por sus propiedades, siendo hasta hace poco un producto prohibido para su comercialización, aunque podía, como tantas cosas en México, ser conseguido en el mercado negro.

Pero hoy el tema ha dado un giro, y los primeros productos con permiso de la autoridad federal están por ser distribuidos y comercializados con pleno apego a la ley y su reglamento para poder ser incluso supervisados por las autoridades reguladoras. Por ejemplo, Cofepris se hará cargo de los medicamentos y las bebidas, mientras que Profeco lo hará de los cosméticos. Esto es una excelente noticia tomando en cuenta que, efectivamente, la marihuana y uno de sus componentes el CBD (compuesto no psicotrópico de la marihuana) tiene propiedades que están científicamente probados sus efectos benéficos para distintas enfermedades y malestares.

Sin embargo, como desgraciadamente suele suceder, hay personas que quieren tomar ventaja indebida de esta situación y empiezan a comercializar productos a base de marihuana, o no, con varios riesgos para tu bolsillo y también para tu salud.

Según una investigación de Grupo Reforma, la Comisión Nacional contra las Adicciones, CONADIC, ha detectado cerca de 600 páginas de internet que ofrecen productos cannábicos por lo que hay que tener cuidado.

Gato por liebre. Nada puede garantizarnos que el contenido del producto que nos ofrecen es efectivamente la cannabis, ya que estos productos no tienen las licencias correspondientes y por lo tanto no hay supervisión de la autoridad que nos dé la certeza de lo que estamos comprando. Podría tratarse de hecho de productos que en realidad no tengan ningún contenido de marihuana u otro que pudiera ser benéfico para nuestra salud, para el mal que queremos remediar o que en realidad aminore los malestares del mismo.

Sustancias nocivas. Por otro lado es probable que estos productos milagro, que son remedios para casi todos los males, no sólo no estuvieran hechos con marihuana sino que sus ingredientes pudieran generar alguna afectación en nuestra salud, por- que su mismo contenido genere esos efectos negativos.

Que sí contenga marihuana. Otro riesgo que se corre es que si contenga CBD pero que éste, a su vez, tenga un porcentaje de más de un uno por ciento de THC que es la sustancia de la marihuana que genera efectos psicotrópicos. De ser así, las afectaciones pueden ser fuertes generando consecuencias psiquiátricas en quienes las consuman.

Los productos de marihuana legales. Algo que sí nos debe quedar claro es que los productos hechos a base de marihuana y el CBD obtenido de la misma están hoy a la venta en países como Canadá y Estados Unidos. Así también saber que en México ya fueron emitidas las primeras 59 licencias para diferentes tipos de productos hechos a base de CBD y que están en espera de una definición reglamentaria para estar en cualquier momento en los estantes de farmacias y otros comercios. Estos productos serán supervisados y regulados por las autoridades mexicanas como Profeco y Cofepris, teniendo entonces la certeza de su contenido, los límites máximos de THS, que causa efectos psicotrópicos, así como de que en verdad está probado que puedan ser efectivos para tratar algunas enfermedades y sus efectos, como reducir dolores e inflamaciones, tratamiento de epilepsia, antidepresivo y ansiolítico, entre muchas otras aplicaciones.

www.arturomaximiliano.com.mx

Publicado en la edición impresa de El Observador del 20 de octubre de 2019 No.1267