Por Mary Velázquez Dorantes

Roberto López Castellanos es un joven originario de El Salvador, y es el fundador de la comunidad Católicos con Acción, una red de 1.4 millones de seguidores en la comunidad hispana. Es licenciado en Comunicaciones Integradas de marketing y se convirtió en un emprendedor digital sobre el Evangelio. Es reconocido como un líder emergente que sabe -junto con un equipo de jóvenes de todo el mundo-, compartir el Evangelio día a día a través de las plataformas digitales. Él mismo es consciente que ser católico significa un compromiso y una acción. El Observador de la Actualidad conversó con él:

¿Cómo surge la idea de Católicos con Acción?

▶ La idea de Católicos con Acción inicia hace siete años. Nuestro objetivo es colaborar con nuestra Iglesia desde los medios digitales, y llevar el mensaje del Evangelio a estas nuevas plataformas; nace como un proyecto de una parroquia, de un país pequeñito como lo es El Salvador, y cuando vimos que teníamos un mayor alcance comenzamos a diseñar contenidos gráficos para promover a la Iglesia, a los católicos y, sobre todo, pasar del compromiso a la acción con una fe activa y de hechos puntuales.

Ahora tenemos 1.4 millones de seguidores entre las redes sociales de Facebook e Instagram. También estamos en Spotify. Cuando todo inició no sabíamos de los alcances y de los impactos, surgimos como un grupo de católicos enamorados del Evangelio.

Actualmente somos ya considerados una comunidad global y preparamos temas sobre todo aquello que los jóvenes padecen y diseñamos una idea muy clara el 4 de julio de 2012: crear mensajes estéticamente atractivos, que fomenten valores cristianos que ayuden al público y a nuestros amigos y familiares.

¿Cuáles han sido los retos a los que se han enfrentado en la acción?

▶ Los jóvenes siempre buscan en las redes sociales a alguien a quien seguir. Nuestro lema sigue siendo el mismo desde sus orígenes: «Católicos del compromiso a la Acción». Junto con mi mejor amiga comenzamos la travesía, diseñamos imágenes y contenidos para las redes sociales y la comunidad lo empezaba a aceptar. El principal reto fue enfrentarnos a la locura de los seguidores, por lo tanto dos personas no podían hacer el trabajo.

Entonces surge el proceso de la colaboración. Vimos que era importante que se involucraran de forma activa más personas y lanzamos una campaña llamada «diseña y evangeliza». Fue un momento donde más de cincuenta diseñadores de todo el mundo enviaron su material, entre ellos diseñadores mexicanos, además de centroamericanos. Para esa época alcanzamos los 30 mil seguidores. Ese es nuestro reto de manera constante.

¿Qué une a las personas en las redes sociales?

▶ Voy a hablar desde una mirada comunicativa, y es aquí donde surgen los llamados lazos. Unos son fuertes otros son débiles en las redes sociales, y hacen referencia en cómo las personas crean vínculos entre personas. Esta idea comunicativa se aplicó al proyecto, y entonces nos pudimos acercar no sólo a las personas que nos conocían sino a otros grupos consolidados. El mensaje llegó mucho más lejos, y la comunidad comenzó a crecer.

Apostamos a compartir mensajes con la idea para la comunidad hispanoamericana. El Papa Francisco también hace lo suyo con sus mensajes y a partir de sus mensajes también expandimos nuestras temáticas. Ahora creamos semanas por la paz, por el noviazgo, por los cristianos perseguidos, razones para orar, con contenidos propios para cada una; sin embargo, descubrimos que la imagen no era la única forma de llegar a todos, por lo tanto damos un segundo paso: Católicos en Acción, como blog. Poco a poco nos hemos dado cuenta de esos vínculos que se crean en las redes sociales.

Como jóvenes, y, sobre todo, tú al frente, ¿cómo vives el momento del crecimiento de este proyecto?

▶ Cuando creamos el blog nos dimos cuenta que podíamos escribir artículos que resolvieran las dudas que estaban llegando a nuestras redes sociales. Sumamos a más de doce colaboradores por semana para mantener cubiertos todos los temas.

Después creamos el Cuaresmario, y el objetivo fue promover una idea para que todos los jóvenes que están con nosotros vivieran una Cuaresma correcta, y eran cuarenta desafíos para la Cuaresma. Recibimos fotografías de todas partes del mundo, y el crecimiento fue en aumento; incluso se desarrolló una App para el Cuaresmario. Hasta el momento no sabemos el alcance de los desafíos del proyecto, no sabemos cuántas personas ayunaron, o cuántas personas donaron su tiempo y amor a otras personas, pero sí sabemos que impactamos muchas vidas, y entonces no solo yo me di cuenta del crecimiento sino todos los que hacemos Católicos con Acción, nos dimos cuenta de lo que estaba surgiendo. Puedo decir que ahora tenemos colaboraciones con otros creadores de comunidad como ACI Prensa, Aleteia y ustedes, El Observador de la Actualidad.

¿Qué significa todo ello en la comunidad de jóvenes católicos?

▶ Muy simple, somos un rebaño digital que busca seguir a Cristo, y como dice el Papa Francisco, «el bien siempre busca comunicarse».

Conócelo

Web y redes sociales

» www.catolicosconaccion.com

» https://twitter.com/CatolicosAccion

» https://www.instagram.com/catolicosaccion

» https://www.facebook.com/CatolicosConAccion/

Publicado en la edición impresa de El Observador del 23 de febrero de 2020 No.1284