Sagrada Biblia, de Nácar-Colunga

Es la primera Biblia católica en español traducida directamente de las lenguas originales (antes se tomaba como base la Biblia oficial de la Iglesia, que es la Vulgata). Corrió a cargo del P. Eloíno Nácar y de Alberto Colunga, O.P. Se publicó en 1944, y desde entonces y hasta 2008 se han hecho 30 ediciones, la última en 2017.

CARACTERÍSTICAS. El nombre divino en hebreo, YHWH, se castellaniza como “Yavé”. Conserva los versículos 26, 19-27 del Eclesiástico, que fueron omitidos en la Vulgata.

VENTAJAS. Su español es ágil, sencillo y a la vez elegante. Sus notas a pie de página y el índice bíblico doctrinal que aparece al final del volumen son totalmente acordes con la doctrina católica bimilenaria; por ejemplo, en temas tan controvertidos como el divorcio, el primado de Pedro o los hermanos de Jesús. Las ediciones actuales incluyen concordancias bíblicas al final de cada capítulo.

¿PARA QUIÉN ES? Sin duda para todos; especialmente le gustará a personas que buscan traducciones exactas de la Palabra de Dios, y para los que aprecian el correcto uso del idioma español pero que, al mismo tiempo, buscan que el texto sea plenamente comprensible. Para quienes buscan explicación o interpretación de textos bíblicos (exégesis).

Biblia de Navarra

Traducida por profesores de la Universidad de Navarra, a petición de san Josemaría Escrivá de Balaguer, se publicó completa en 2008.

VENTAJAS. Muy buena tanto en la traducción como en sus notas explicativas. Algunos la consideran una de las mejores versiones en castellano disponibles actualmente.

Sagrada Biblia, de Cantera-Iglesias

Traducida por Francisco Cantera y el P. Manuel Iglesias, se publicó en 1975 y ya lleva 3 ediciones, la más reciente en 2003. Sustituyó a la Sagrada Biblia, de Bover-Cantera, lanzada en 1967, que tuvo 6 ediciones, la última en 1961.

CARACTERÍSTICAS. Es una versión crítica sobre los textos hebreo, arameo y griego. El nombre YHWH, se traduce como “Yahveh”.

VENTAJAS. Corrigió el “problema” de la Bover-Cantera, la cual, en su estupendo trabajo de ortodoxia, resultó en un español áspero. Por conservar observaciones lingüísticas de extremada literalidad, la Cantera-Iglesias (lo mismo que la Bover-Cantera) es considerada por algunos expertos como la mejor traducción española de la Biblia para el estudio exegético y científico.

¿PARA QUIÉN ES? Para los que buscan una traducción literal y clara, y para los interesados en el estudio del texto hebreo y griego.

Biblia de Jerusalén

Se llama Biblia de Jerusalén porque fue traducida de las lenguas originales bajo la dirección de la Escuela Bíblica de Jerusalén. La primera edición, a cargo de José Ángel Ubieta y colaboradores, se publicó en 1967. La edición más reciente es de 1998.

CARACTERÍSTICAS. El nombre divino en hebreo, YHWH, se castellanizaba en “Yahvéh” en la primera edición, pero en la de 1998 se modificó a “Yahvé”, y Abraham pasó a ser Abrahán, entre otros cambios en los nombres.

VENTAJAS. Excelente para despejar dudas en cuanto a las discrepancias en las diversas versiones bíblicas.

Aunque utiliza un buen número de palabras de poco o nulo uso en México y el resto de América, lo que podría limitar un tanto su comprensión; pero parte de esto se puede solucionar con la versión llamada Biblia de Jerusalén Latinoamericana, del año 2000, escrita en el lenguaje propio de los pueblos hispanoamericanos, omitiendo el uso de “vosotros” por “ustedes”, e incorporando otros giros de la usanza del español de América.

¿PARA QUIÉN ES? Para todos. Y para quienes buscan una Biblia de estudio, gracias a sus notas sobre las traducciones, sus citas bíblicas paralelas, mapas y cronología. Mejor aún si se consigue en ediciones anteriores a 1998.

TEMA DE LA SEMANA: LA CARTA DE DIOS PARA ENCONTRAR A SU HIJO

Publicado en la edición semanal impresa de El Observador del 12 de septiembre de 2021 No. 1366